Design Thinking en Health-Marketing: Re-Evolucionar los Productos de Salud y Alimentación

Esta semana he conocido en la red unos marketeros muy chulos londinenses que se han aplicado -con muy buen resultado, creo yo- para explicar una metodología de trabajo innovadora que me gusta mucho: el Design Thinking in marketing

Felicito a @glydont y @albionlondon por su valentía y buen gusto! 

Se traduce Design thinking por “Pensamiento de Diseño” (pero seguiré usando el término en inglés). 

Ellos dicen: “Design thinking is a way of thinking about the world”. Me encanta la idea y sus múltiples aplicaciones para las marcas y productos de salud y alimentación. No es todavía habitual y por eso tenemos que esforzarnos por introducir este “way of doing” en nuestro trabajo.

Definición de Design Thinking (traducción propia via Wikipedia): 
Es una metodología para la resolución práctica y creativa de los problemas o cuestiones que busca un mejor resultado futuro. Es la capacidad esencial de combinar la empatía, la creatividad y la racionalidad para conseguir de forma simultánea la satisfacción de las necesidades del usuario y el éxito empresarial.

A diferencia del pensamiento analítico, el Design Thinking es un proceso creativo en torno a la “construcción” de las ideas. Al principio del Design Thinking no existen los juicios ; esto elimina el miedo al fracaso y anima a maximizar las aportaciones y la participación en las fases de ideación y prototipo. En estos procesos se recomienda el pensamiento lateral (“Outside the box”) que, a menudo, puede conducir a soluciones creativas.

El diseño no es exclusiva de grafistas y estilistas. Aplicando más diseño en nuestro método de trabajo creativo podemos convertir productos ordinarios en productos mágicos. 

Podemos convertirnos en emprendedores corporativos para las marcas. 

Como en el caso de unas conocidas galletas, podemos pasar de trabajar para “Actualizar el packaging de Oreos” a trabajar para “Evolucionar constantemente la experiencia de Oreo-ing para hacerla irresistiblemente placentera, útil* y culturalmente relevante”. 

*: Para mí, la utilidad de un producto vinculado a la salud/alimentación de las personas pasa necesariamente por aportar valor que mejore la calidad de vida de quienes lo consumen o lo podrían consumir

Disfruten de la presentación: 
 

Re-evolucionar los productos de salud y alimentación para que sean “mágicos” empieza por Pensamiento de diseño.  

Thanks a Ester por ayudarme con la traducción :) 
Suscríbete al blog para recibir todas las actualizaciones (en tu lector o por email).

Me encuentras en Twitter en @montsemonllau y en Linkedin.

Si te ha gustado el post, ¡compártelo! ;)